domingo, 2 de julio de 2017

Poema: Matándote

La vista es majestuosa
desde lo más alto 
en la azotea
de un edificio

Lágrimas 
comienzan a correr 
por mis ojos 
llenos de ojeras

Me acerco al borde
entre la vida 
y la muerte
en ella misma

Día nublado
para el final
el final de los tiempos
de este ser

¿Qué estoy esperando?
No lo sé
quiero admirar
la belleza, una vez más

Si es que la hay, 
la estoy admirando
ahora
en el edificio más alto

No hay nadie a mi alrededor
ni a kilómetros de distancia
ni una pobre alma se ve
no hay nadie para detenerme

El suceso está por pasar
estoy matándome
sin haber vivido lo suficiente
simplemente es mejor el ahora

Camino en círculos, 
pero sin llorar, 
sólo con los ojos rojos
llenos de dolor

Y lo más bello
son las nubes, tan oscuras
que no hay luz del sol
y eso me da paz

Ha llegado la hora
de matarme y decir adiós
a este mundo lleno de desgracias

Me acerco al borde en dos pasos
y dolor comienza a aumentar
las lágrimas salen sin parar
y no distingo a mi alrededor

Me dejo caer a lo profundo 
a lo desconocido
mi vida puede estar o no
pasando frente a mis ojos, mi mente

Me estoy matando
y ya no habrá más dolor, 
pues todo será instántaneo
y es un final en paz

En los últimos segundos de la caída
es ahí donde todo se volvió oscuro
y la tranquilidad vinó a mí
¡Estás matándote!- me digo a mí.
y es así como termina...