domingo, 13 de julio de 2014

Mi más fiel maestro: Soy yo

A lo largo de nuestra educación, he tenido la perspectiva de que mis "profesores" me han logrado enseñar todo lo que sé hasta el día de hoy y a pulso. 


Lamentablemente, cometí un error monumental (desde mi punto de vista); no, no digo que los maestros son innecesarios, más bien que los maestros no deben o mejor dicho no llevan todo el crédito y el logro de uno mismo. Hay tutores que en realidad no logran "enseñar" algo; no, actualmente y desde siempre no es culpa de ellos el que el estudiante no haya logrado aprender nada. (Ellos también aprenden de nosotros).
Todo lo escrito aquí está dicho dicho desde mi experiencia, no será igual, pero habrá cosas en las que coincidamos, quizás. 
No creo que haya aprendido todo lo que sé gracias a mis maestros escolares (que conste, he dicho "escolares", no de vida), sí, he de admitir  que me enseñaron que ninguna tarea es en sí ardua o tediosa (créanme, eso lo aprendí en secundaria), no, de nuevo, no me estoy quejando al respecto de mi vida. Al contrario, agradezco a cada uno de mis mentores por haber tenido la osadía de encargarme tareas "imposibles". ¿Por qué digo ésto? Bien, porque aquél mentor que te ha dado trabajos a realizar; no te da todo en sí para que sea tan fácil. Obvio ha sido irritante en aquellos días cuando te pedían realizar algo pero...Upss... "éso no lo vimos, ¿Qué demonios le sucede al maestro?".
Es curioso, nosotros logramos sacarlos de quicio y ellos a nosotros. ¿Qué he querido dar a entender con ésto? Bueno, que el maestro es sólo una simple o estratégica ayuda para uno mismo; no deben darnos todo para que podamos verlo, al contrario, cuando se nos ha proporcionado poca información sobre un tema en específico ¿Qué hace algunos?  Aquellos que creen que el profesor es el que nos va a transmitir toda la enseñanza, se quedan sin hacer nada y por consiguiente sin saber lo mínimo; en cambio existen aquellos que tienen la iniciativa de investigar a fondo (me incluyo entre ése grupo de personas), si no saben algo en concreto dicen: "No sé", pero al siguiente día o en ése mismo instante toman partido y rebuscan aquello que no sabían. 
Al final, nuestro único e increíble mentor y sabio (si queremos), seremos nosotros mismos, cada uno, en su interior; las demás personas son ayudas y no es responsabilidad de ellos que no estés aprendiendo nada. más en estos tiempos, sería una total vergüenza que no sepas algo cuando algunos poseen una computadora. 
"En la era de la información, la ignorancia es una opción."
"No se puede enseñar nada a un hombre, sólo se le puede ayudar a descubrirlo en su interior."- Galileo Galilei