domingo, 14 de mayo de 2017

Muerte y Vida

Abrimos con dos preguntas: 

¿Te asusta morir? ¿O te asusta vivir? 

Dos grandes incógnitas que muchos nos podemos hacer como seres humanos y como individuos de una sociedad casi destruida. 

Comencemos respondiendo la primera pregunta, ¿Por qué te asusta vivir? Muchos dirán que la vida es cuestión de "Nacer; crecer y sobrevivir en el intento; y morir"; quizás así sea y por eso nos asusta tanto vivir. "¿Para qué vivir si vamos a morir?" Otra cosa también es cierto. 
Durante esa parte de nuestra vida donde comenzamos a vivir...Aprendemos a caminar y tropezamos en los intentos, haciendo berrinches de esas caídas y mejor decidimos gatear. Pasa el tiempo y dominamos nuestra caminata, pero también aprendimos a correr. Posteriormente a balbucear nuestras primeras palabras para crear grandes oraciones en el presente, a escribir, a leer y a crear grandes escritos que pueden cambiar la vida de la gente -eso es lo que intento hacer al escribir esto que lees desde tu computadora, celular o cualquier otro dispositivo- en gran medida como lo hacen grandes autores de alto renombre. 

Aprendimos a caminar, a correr, a ver nuestro mundo en el que hemos nacido; dominamos la lectura y casi todos nuestros sentidos en cualquier forma posible...pero, ¿Por qué vivir?
Acudimos al jardín de niños, durante tres años -algunos-; primaria, durante seis años; secundaria, tres años más; y finalmente donde las decisiones se tienen que hacer: Preparatoria, durante tres años que parecen eternos; pero, ¿Para qué? Posterior a ello tienes que decidir una carrera universitaria para "ser alguien" pero millones de personas no tienen la oportunidad y aquellos que la tienen la desperdician. Digamos que terminaste tu carrera universitaria de cuatro años o más y consigues un trabajo en el cual estarás trabajando durante más de ocho horas diarias y si tienes suerte un día de descanso a la semana. ¿Te lo imaginas? Probablemente lo estés haciendo ahorita pero, ¿Estás feliz con ello? 
Muchos no lo están a pesar de que estudiaron la carrera de sus sueños y están haciendo lo que dijeron que "amaban" en un principio. Y así sigue el proceso de la vida hasta morir...
Así que vuelvo a preguntar: ¿Te asusta vivir? ¿Por qué? 


Aquí viene lo bueno, y la pregunta no es sólo para mí sino para el mundo entero en este instante: ¿Te asusta morir? ¿Por qué? No las contestaré yo, sino que contestaré quizás por qué a algunos les da miedo morir. 
Somos humanos y está en nuestra naturaleza temerle a las cosas más estúpidas -sencillas- o a las cosas más obvias y terroríficas o a cosas que no hay porqué tenerles miedo. En mi caso le tengo miedo a mi propia persona y debe haber alguien haya afuera, en este mundo que esté en la misma posición que yo. 


Pero, ¿Por qué la gente tiene miedo de morir? No importa si eres niño, adolescente, adulto o una persona en edad avanzada; ciertas personas le tienen miedo ya que muchos no cumplieron sus
objetivos; sus sueños; sus metas. ¿Cuántos no quisieran haber hecho lo que tanto quisieron? Pero nunca lo pudieron hacer por diferentes causas -cada vida es distinta y no pretendo juzgar la vida de los demás-; todos tenemos diferentes problemas y algunos tendrán una vida sencilla y quizás lograron sus objetivos pero aún así en el momento de su muerte no están felices del todo. Por eso, nos asusta la muerte...
  • "Quisiera haber viajado a..."
  • "Hubiera querido decir..."
  • "Ahh... ¿Por qué no intenté...?" 

Millones de oraciones sin terminar podría escribir en esta entrada pero quisiera que USTED lo pusiera en los comentarios, escriba algo que quiere hacer antes de morir. 

Nos asusta vivir por los obstáculos en el camino y queremos los objetivos en un abrir y cerrar de ojos como si fuera un regalo y no un esfuerzo; por eso nos asusta vivir de la misma forma que nos asusta morir: No cumplir u obtener lo que queremos en nuestra vida.

No nos asusta lo que hay antes de la vida ni lo que hay después de la muerte pues todo ello es un misterio sin resolver para cada una de nuestras mentes en este momento. Nos asusta lo que hagamos o lo que no hagamos en el período central. Y no hay nada de malo en eso, es bueno estar asustados de ello ya que eso nos puede motivar a cumplir objetivos; sueños; metas a corto, mediano y largo plazo.